El bendito y maldito amor

El primer suspiro de amor es el último de la razón

Comentarios